Lesiones melanocíticas en la mucosa oral.

Una mucosa oral saludable se caracteriza por su aspecto rosa brillante, presentando variaciones según la zona en la que nos centremos. El color dependerá, por un lado, de la vascularización y el grosor del epitelio y por otro, del grado de queratinización y cantidad de melanina que se presente. Las personas de pieles morenas o afrodescendientes presentan una mayor cantidad de máculas melanocíticas en las encías, a esto se le denomina “Melanoplaquia”. En el momento en el que se presencia un cambio en la coloración de la mucosa, es importante analizar, si se debe a una acumulación de pigmentos o corresponde a una alteración de la estructura del tejido conjuntivo o epitelial. El espectro de causas que dan lugar a discromías orales es especialmente amplio y variado, por lo que hoy nos centraremos en las dos lesiones melanocíticas más comunes.


Las mujeres en estado de gestación pueden presentar máculas en la piel, debido al aumento de la hormona ACTH, encargada de la producción de melanina. A este proceso de le conoce como “Cloasma gravídico” y ocurre preferentemente durante el segundo trimestre de la gestación. Otra causa común de la pigmentación melánica es la llamada “Melanosis del fumador” a causa del consumo prolongado de tabaco y resulta indistinguible de la melanoplaquia. No obstante, se ha observado una asociación entre la disminución del consumo de tabaco, y la reducción de máculas. Por otra parte, debemos distinguir las lesiones benignas vistas anteriormente, de las lesiones malignas o tumorales, tales como: melanoma y nevus. Es de gran importancia que estas dos últimas se detecten con mayor rapidez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *